jueves, 25 de enero de 2018

Cómo reducir las estrías con limón.



Existen muchas personas en la actualidad que se encuentran en una búsqueda constante la perfección cuando se trata de sus cuerpos. Sin embargo, el cuerpo humano se encuentra expuesto a un sinfín de factores que pueden influenciarlo a ir perdiendo esta perfección tan buscada. Tal es el caso de aquellas personas que cuidan de su cuerpo de manera extenuante pero que, aun así. desarrollan las tan temidas estrías.


Las estrías, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos “son el resultado del estiramiento rápido de la piel, el cual puede ocurrir como consecuencia de la obesidad, las etapas de crecimiento, especialmente en la adolescencia, el embarazo u otras causas, como el síndrome de Cushing.” Es decir, que son una especie de marcas en la piel, que lucen en forma de líneas irregulares, mismas que son provocadas por la ruptura de las fibras de colágeno, elastina y reticulina que componen la dermis. 


En un inicio, cuando aparecen, se presentan como marcas de color rojizo o lila. Con el paso del tiempo van adquiriendo un tono blanquecino nacarado y una textura distinta a la del resto de la piel, siendo esta la fase en la que es mucho más complicado eliminarlas por completo. Pueden aparecer en diversas partes del cuerpo, de hecho, hay zonas que son más vulnerables al estiramiento de las fibras elásticas de la piel que otras, como los senos, el abdomen, la cadera, los glúteos, los muslos, las rodillas y los brazos.




Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos