miércoles, 27 de diciembre de 2017

5 signos de que tienes una personalidad fuerte que intimida a quienes te rodean



Probablemente conoces a alguien que tiene una personalidad excepcionalmente fuerte. Alguien que parece muy independiente y algo desconcertante. ¡O tal vez esa persona eres tú! No hay nada de malo en saber lo que quieres y tener las agallas para ir tras ello, pero alguien con una fuerte personalidad a menudo puede llegar a ser agresivo o grosero. Una persona fuerte puede tener el corazón más grande, pero su característica áspera pueden ser intimidantes y causar una mala primera impresión.

Aquí hay cinco señales de que tienes una fuerte personalidad que puede asustar a otros.

1. No puedes soportar conversaciones simples

Las conversaciones que permanecen en la superficie son aburridas para ti. Hablar del tiempo es tu peor pesadilla. Si tienes una personalidad poderosa, es probable que pases mucho tiempo pensando profundamente, y a menudo tienes ideas para compartir. Ves las conversaciones triviales como una pérdida de tiempo y te hacen sentir incómodo. Las charlas triviales no te permiten conocer realmente a una persona, y son demasiado predecible para ti. Te interesa más la profundidad y el significado. Por muy difícil que sea, has de saber que hay un tiempo y un lugar para una conversación ligera y divertida que otros disfrutan.



2. Te molesta la ignorancia

Tu fuerte personalidad se basa en el conocimiento, muchos de ellos autodidactas. Te consideras bien informado sobre una variedad de temas, y disfrutas leyendo y aprendiendo a aumentar tu conciencia. Dedicas tiempo y esfuerzo a ejercitar tu cerebro, así que cuando la gente hace comentarios o juicios sobre cosas que no entiende, te irrita hasta el corazón. Puedes usar tus conocimientos para señalar los errores de otra persona, o usarlos para animar a la gente a pensar por sí misma, y considerar cuidadosamente lo que dicen

3. No aceptas excusas

Trabajas duro todos los días, así que cuando alguien viene a ti con una excusa, te niegas a dejar que esa persona pierda tu tiempo lloriqueando o quejándose. Preferirías concentrarte en lo que puedes hacer para arreglar una situación, en lugar de agonizar por el problema. Te estás esforzando constantemente para ser mejor y hacerlo mejor, y no tienes espacio para la gente que constantemente viene a ti con excusas por su comportamiento o falta de dedicación. Puede haber muchas razones por las que alguien no puede hacer algo, pero hay muchas más razones por las que puede hacerlo.

4. No despiertas atención superficial

Tener una personalidad fuerte significa que no necesitas ni buscas atención. Estás feliz y seguro, y no pierdes tu tiempo rogando a otros que te noten. Prefieres dejar que tu trabajo y tus acciones hablen por ti. Muchas personas con las que te encuentras a diario ponen a prueba tu paciencia quejándose, chismeando o creando drama para llamar la atención. Si bien la desagradable atención es válida, es importante recordar que la atención superficial es pasajera.

5. Crear oportunidades

Mientras algunos están sentados esperando un ascenso, una oportunidad de viajar u otra oportunidad que ha de caer en sus brazos, tu estas trabajando hacia tus metas y creando tus propias oportunidades a lo largo del camino. Sabes que aprender, crecer y evolucionar son pasos importantes en la vida, y no tienes miedo de arriesgarte. Aceptas el cambio en lugar de temerlo, y te niegas a ser complaciente. Puede que tengas inseguridades como los demás, pero la diferencia es que te niegas a dejar que ellos controlen tu vida. Tu voluntad de ser feliz y tener éxito es mucho más fuerte.

Basado en los materiales de David Wolfe

Crédito fotográfico: CNN. com

Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos