lunes, 6 de noviembre de 2017

Estudios indican que el embarazo es "contagioso".



Y el contagio sucede de la manera más increible (cuando te enteres entenderás por qué te quedaste embarazada).

Pensar en un embarazo no es cosa sencilla, implican muchos factores antes de pensar tener un bebé como: la edad, madurez de la pareja, la economía y muchos otros. Es un gran paso para los padres, ya que tener un hijo es una gran responsabilidad para toda la vida.


Sin embargo, según lo publicado en Mis Curiosidadesy otros medios, el embarazo de una mujer puede ser contagioso. No es casualidad que cuando una amiga o compañera cercana logra embarazarse, algunas mujeres a su alrededor también lo hacen.


Estudios realizados por la Universidad de Bamberg en Alemania, realizó algunas pruebas con 42 mil mujeres que trabajaban en 7,600 empresas diferentes, donde confirmaron que al año siguiente de que una de las empleadas dio a luz a su bebé, incrementó las posibilidades de que sus compañeras desearan convertirse en madres.

Otro estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud en la Adolescencia en Estados Unidos, observó a 1700 mujeres desde los 15 a 30 años, durante unos 15 años, donde los científicos confirmaron que los embarazos planificados eran más frecuentes después de que alguna amiga cercana hubiera dado a luz.

También, descubrieron que la decisión de embarazarse, depende de lo que sus amistades hagan, no solo con referencia a tener hijos, sino en otras decisiones como utilizar métodos anticonceptivos o decidir abortar. Después de dos años, las probabilidades disminuyen.

¿Cuál es la razón?

Algunas mujeres tienen desarrollado el sentimiento de maternidad, al ver un niño ajeno, ellas se desviven y emocionan. Cuando una amiga o mujer cercana, queda embarazada, la autoconfianza crece en otras mujeres, al pensar que ellas también desearían ser madres. Las mujeres en edad reproductiva, aumentan su seguridad y confianza, motivándose para concebir.

Motivos para decidir tener hijos al mismo tiempo

1. Compartir experiencias

Cuando una mujer embarazada comparte la noticia a sus amigas o personas cercanas, de su embarazo, algunas mujeres recuerdan sus experiencias pasadas cuando han sido madres y desean volver a experimentarlas, en casos de no haber tenido hijos, la emoción al escuchar experiencias de un embarazo, llegará a motivarlas.

2. Un estilo de vida similar

Muchas mujeres en etapa reproductiva, se motivan cuando su amiga cambia de repente su estilo de vida, va a las consultas con el médico, se alimenta sanamente, realiza ejercicio, incluso los cambios en su cuerpo, pueden llegar a ser la envida de muchas mujeres.

Cuando tienes una amiga embarazada y tú decides también hacerlo, podrás compartir con ella, muchas actividades que impliquen y fortalezcan la ilusión de convertirse en madres.

3. Compañía y fortaleza ante los miedos e inseguridades

Las mujeres primerizas suelen tener miedos al desconocer lo que implica un parto, también las responsabilidades que deberá enfrentar. Sí te embarazas al mismo tiempo que una amiga, podrás compartir tus miedos, dudas y angustias, con el objetivo de reforzar tu confianza.

4. Un futuro amigo para tu bebé

Muchos niños nacen sin tener un compañero de juego, por lo tanto, es un gran beneficio tener hijos al mismo tiempo, que tus amigas. Ahora las reuniones se convertirán en fiestas infantiles y bautizos. Tanto como la mujer y el hombre de familia, fortalecerán sus lazos de amistad al compartir momentos especiales con sus hijos.

Ahora ya lo sabes, no es casualidad, ver a varias mujeres embarazadas al mismo tiempo. Las ganas y deseos de tener un hijo se duplican cuando te rodeas y convives con ellas.


Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos