lunes, 27 de noviembre de 2017

10 señales de que estás perdiendo tu verdadero yo



"Se tú mismo; Los demás puestos están ocupados.” – Oscar Wilde

Cuando pensamos en ser nosotros mismos, el significado detrás de eso a menudo es muy difuso. ¿Qué significa realmente encarnar nuestra verdadera esencia? Y, lo que es más importante, ¿cómo podemos lograr esto? Aunque la gente cambia con el tiempo, e incluso de un día para otro, ser tu yo verdadero significa expresar lo más profundo de ti en cada momento. No importa lo que vayas a ser o lo que hayas sido en el pasado, tu verdadero ser quiere que brilles con tus colores más brillantes en todo momento.


Aunque averiguar tu naturaleza más auténtica puede parecer una tarea desalentadora y confusa, sólo sabrás si has estado mostrando a otros tu verdadero yo por cómo te sientes por dentro.

AQUÍ HAY 10 SEÑALES DE QUE PUEDES ESTAR PERDIENDO TU VERDADERO YO:


1. TE SIENTES INFELIZ LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO.

Cuando no encarnamos nuestro verdadero yo, las emociones negativas pueden aparecer más a menudo de lo que nos gustaría. Sentirse infeliz la mayoría de las veces indica algo profundo que sucede dentro de ti, así que presta atención a tus emociones. Si no te sientes contento contigo mismo y la vida, entonces necesitas hacer algunos cambios. Convertirse en nuestro verdadero yo comienza con ser honestos con nuestras emociones y sentimientos, así que no dudes en mirar dentro de tu alma cuando sientas que necesitas un nuevo comienzo.

2. NO TE SIENTES CÓMODO CON LA MAYORÍA DE LA GENTE.

Otro indicador de no ser nuestro yo más verdadero reside en cómo interactuamos con los demás. Si nos sentimos incómodos o cancelamos los planes con la gente, esto podría indicar que tenemos que reevaluarnos a nosotros mismos y a las personas que mantenemos en nuestras vidas. Si la gente que te rodea no refleja tu ser más auténtico, esto podría significar que no te conoces a ti mismo en un nivel íntimo, o escoges ignorar a tu ser más elevado y prefieres seguir colgado de aquellos que no conectan contigo.

3. JUZGAS A LOS DEMÁS CON FRECUENCIA.

Juzgar a los demás a menudo significa que vemos algo en nosotros que no nos gusta, y por lo tanto vemos esto en todos los que nos encontramos. Si no te gustas a ti mismo, lo más probable es que no gustes a nadie. Al convertirnos en nuestro yo auténtico, podemos comenzar a quitarnos las capas de odio y juicio sobre nosotros mismos, y por lo tanto, eliminar la necesidad de juzgar a los demás con tanta dureza.

4. NO TE VALORAS.

Convertirse en tu ser más auténtico significa valorar tu verdadero ser. Si no te valoras a ti mismo, es probable que no hayas entrado en tu alma para revelar la verdad que hay dentro. Pasas el mayor tiempo contigo mismo, así que tienes que aprender a amar realmente a la persona que hay dentro para vivir la vida de una manera genuina. Cuando veas tu propia autoestima, empezarás a valorar a los demás mucho más.

5. BUSCAS LA ACEPTACIÓN DE LOS DEMÁS.

En la vida, no siempre podemos obtener la aprobación de los demás. Además, si te saltas ese paso y simplemente te buscas a tí mismo para la validación, no necesitarás la aceptación de los demás. Buscar a los demás para tu aprobación significa que no confías en tí mismo lo suficiente como para tomar decisiones por tí mismo. Cuando te conviertes en tu yo más auténtico, aprendes a confiar en tu intuición y no dejas que las opiniones de los demás te influyan.

6. SIENTES EMOCIONES NEGATIVAS CON BASTANTE FRECUENCIA.

Sentir emociones negativas más que positivas generalmente significa que no has permitido que tu verdadero yo surja. Cuando nos movemos a un lugar de amor, compasión y aceptación por nosotros mismos, eliminamos esas capas de pensamiento y programación negativas y podemos ver la belleza de una vida positiva. Aunque sientas emociones negativas cuando encarnas a tu verdadero yo, comenzarás a dominar tu mente más y verás la importancia de filtrar hacia fuera esas pesadas emociones.

7. NO TE EXPRESAS AUTÉNTICAMENTE.

En la vida, tenemos el privilegio de expresarnos como mejor nos parezca. Todos venimos a este mundo con diferentes gustos, aversiones, fortalezas y debilidades, por lo que cuando te conviertes en la forma más verdadera de ti, sabrás cómo expresarte de la forma más pura. Cuando no haces esto, literalmente ahogas la energía que fluye libremente en tu cuerpo y te sientes atrapado dentro de ti mismo.

8. ESTÁS CON GENTE QUE NO TE GUSTA.

Otro indicador de que no has encontrado tu ser auténtico es mantener amigos cerca que realmente no te gustan. Nuestros amigos deben elevarnos y dar sentido a nuestra vida. Si con frecuencia te relacionas con gente que no conecta contigo, necesitas mirarte en el espejo y preguntarte si realmente agregan valor a tu vida, y por qué decides mantenerlos cerca.

9. REALIZAS ACTIVIDADES QUE NO DISFRUTAS.

Cuando no actúas como tu verdadero yo, participas en actividades que realmente no te gustan. Cuando nos convertimos en quienes siempre estábamos destinados a ser, automáticamente nos sentimos atraídos por ciertas actividades y personas, y todo lo que no es verdad sólo parece que se desvanece.

10. NIEGAS TU INTUICIÓN.

Finalmente, cuando actúas de cualquier otra forma diferente a como eres, cuestionarás mucho tu corazón. Tardarás más tiempo en tomar decisiones, y a menudo ignorarás esa primera sensación que llega del interior. Nuestra intuición puede guiarnos a través de la vida para que podamos vivir de acuerdo a nuestra verdad, y negarla sólo nos hará retroceder más en nuestro camino.


Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos