viernes, 11 de agosto de 2017

Una mamá ucraniana comparte su historia al embarazarse de quintillizos.



La gran mayoría de las mujeres se llenan de felicidad cuando reciben la noticia de que serán madre. Oksana, una mujer ucraniana de 36 años se sintió la mujer más dichosa, sólo quería decírselo a todo mundo.


Cuando su esposo y su hija de 3 años recibieron la noticia, no pudieron ocultar su felicidad, por fin la familia crecería.

Tanto Oksana como su esposo Sergey, sólo deseaban un hijo más, un hermanito o hermanita que le hiciera compañía a su pequeña y que se pudieran apoyar el uno en el otro, después de este embarazo en sus planes no estaba el tener más hijos, sin embargo, la vida da grandes sorpresas y nunca imaginaron que este embarazo les cambiaría totalmente la vida.


Todo iba de lo más normal, sin embargo, Oksana sentía que en su vientre no sólo estaba una vida sino dos, aunque pensaba que esto sería imposible pues ni en su familia ni en la de su esposo había antecedentes de gemelos.




Efectivamente un médico le confirmó que no era sólo una vida la que llevaba dentro de ella pero la gran sorpresa aún no se la daban.

Cuando le sacaron una ecografía, el médico no pudo ocultar asombro en su rostro, Oksana pensó que quizás algo iba mal con su embarazo pero no, estaba por saber algo que definitivamente lecambiaría totalmente su vida, la de su esposo y su pequeña hija.

El médico no dudó en llamar a un colega y entonces los nervios invadieron a Oksana, sólo escuchaba murmullos pero no lograba entender lo que decían, cada minuto le parecía eterno hasta que finalmente escuchó decir al doctor:

¡Felicidades! Su familia será muy muy grande pues claramente puedo ver 5 fetos o quizás 6, es difícil determinarlo en esta ecografía pero en la siguiente lo tendremos más claro. ¿Está usted preparada?, dijo el doctor.


¿Preparada? Me quedé helada y sin habla, no lograba entender sus palabras, era una mezcla de muchas emociones y no lograba digerir la noticia. Sin duda Oksana era una mujer afortunada, pues según el médico sólo ocurre en 1 de cada 47.458.321 embarazadas. 

La noticia si cambiaría sus vidas e incluso todos sus planes y proyectos a futuro pues cuidar de tantos niños para nada es una tarea fácil. Total, los pequeños ya estaban en camino y ellos tendrían que adaptarse.

En la semana 30 de embarazo, Oksana ingresó al hospital pues tenían que prepararla para el parto. Ocho médicos serían los encargados de que ella diera a luz a tantas vidas.

"Todos eran muy cuidadosos, atentos y amables, me trataban como si fuese de porcelana",dice Oksana.

Embarazos como este implican graves riesgos, afortunadamente las manos milagrosas y expertas de los médicos, lograron que todo saliera a la perfección, Oksana dia a luz a dos niñas y tres niños a través de cesárea, todos nacieron sanos.



Mira los detalles en el video :





Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos