miércoles, 8 de marzo de 2017

Un doctor le abrió el estómago hace unos meses. Cuando la volvió a ver en su consultorio, simplemente no lo podía creer



El sobrepeso es un problema que aqueja a tal cantidad de personas en el mundo que se le ha llegado a denominar "la plaga del siglo 21".

Para Amber Rachdi, de Oregon, los problemas de un peso excesivo eran una realidad con la que debía vivir todos los días. A la edad de 24 años pesaba ya 294 kilogramos.


Su peso y apariencia la habían confinado a la casa en donde vivía junto a sus padres y Rowdy, su novio; las pocas veces y raras veces en que salía de su casa tenía que hacerlo en un vehículo para discapacitados. Estaba claro que se encontraba en una situación fuera de control y que atentaba contra su propia vida.

El sobrepeso afectaba también la vida íntima con su pareja, y no sólo eso, sino que aspectos tan cotidianos como la limpieza diaria se convertían en un problema; Amber tenía infecciones en los pliegues de la piel que sólo con ayuda de un cepillo largo podía limpiar.

Pero ella estaba cansada de su situación, decidió actuar. Se inscribió al programa de televisión "My 600 lb" (Mi vida con 600 libras" para tratar de bajar de peso y mejorar su calidad de vida.


La dependencia a la comida que tanto su novio como sus padres le preparaban y acercaban la llevaba a ingerir cuatro o cinco comidas enormes cada día.

Pero circunstancias extraordinarias requieren de medidas extraordinarias. Amber decidió someterse a una operación de bypass gástrico para reducir el tamaño de su estómago y con esto la cantidad de comida que ingería. Antes, sin embargo, debería bajar 9 kilogramos, sólo entonces el médico realizaría la cirugía.

Cuando llegó la fecha límite Amber había logrado perder sólo 7,7 kg de los 9 necesarios. Sin embargo el médico aceptó seguir adelante y realizar la operación.




Después de siete meses de haberse sometido a la cirugía había perdido 90 kilogramos. Era tal su motivación que continuó con un estricto régimen de ejercicios y alimentación durante un año más. Cuando regresó donde el médico este quedó asombrado, ¡había bajado 68 kilogramos más! Era tanto el avance que le propusieron otra operación, una para eliminar el exceso de piel, la condición es que alcance los 113 kg.

Es tanto el avance que ha logrado, tanta su determinación y fuerza que no hay duda que alcanzará la meta de los 113 kilogramos pronto.

Por fin, luego de tantos años de sufrimiento, dependencia y confinamiento, Amber ha tomado las riendas de su propia vida y la ha transformado de una manera excepcional. Aquí puedes ver el documental completo :




Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos